¿Qué empleo buscas?
Sugerencias de búsqueda:    tu profesión     -     tu profesión + país     -     país     -     tu profesión + empresa     -     empresa
Al realizar la búsqueda se desplegarán una serie de pestañas para los países donde es posible que existan ofertas y un menú para organizar los resultados según relevancia o fecha de publicación.



NO TENGO TRABAJO. ¿Por dónde empiezo? (Parte I)

Por Luis Lozano Kaitien

Tómate un día libre para repasar mentalmente tu vida laboral, lo que has hecho, lo que te hubiera gustado hacer, qué cualidades has descubierto en ti y cuáles son aquellas facetas de tu profesión y las experiencias que te han sorprendido y motivado gratamente. Si estás buscando tu primer empleo, haz el mismo ejercicio pensando en tus estudios y / o cursos de preparación.

El primer paso a dar es hacer memoria y redactar una cronología de tu trayectoria profesional: repasa punto por punto cada puesto que has ocupado, cada empresa en las que has trabajado, revisa las fechas y haz una descripción exhaustiva de tus responsabilidades en cada puesto, que has hecho, cuáles han sido tus logros, si has tenido gente a tu cargo, etc.

Luego, haz un listado de tus conocimientos, experiencia y aptitudes, dominio de programas informáticos, idiomas... Esta lista es muy importante, porque con ella podrás medir tus opciones al postular a una oferta de trabajo pero también te ayudará a detectar si hay carencias y si necesitas asistir a algún curso de reciclaje.





Otro punto muy positivo a favor de esta lista es que te puede motivar a ampliar tus miras hacia otras posibilidades laborales que no sean concretamente la ejercida hasta ahora y con ello multiplicar exponencialmente tus opciones para encontrar trabajo.
Por ejemplo, supongamos que eres contable, obviamente dominarás algún programa informático de contabilidad. Podrías dar clases de uso y configuración de ese programa en una academia. Por lo tanto, a partir de este listado, confecciona una jerarquía en la que arriba del todo estará tu profesión principal y debajo añade, por orden de excelencia, las materias que domines. Al lado apunta las profesiones que crees que se puedan derivar de ellas. Por ahora, no escatimes incluso en hobbies, deportes u otras disciplinas en las que seas realmente bueno, es un guión personal, no tiene por qué verlo nadie.

Ahora que tienes todo por escrito, es el momento de pasarlo a limpio y redactar tu currículum vitae. En internet encontrarás miles de sitios muy profesionales que te explicarán como hacerlo adecuadamente. Animándote a que los visites para que te formes tu propia opinión, en la siguiente entrada yo te voy a proponer una opción:

Ir a la siguiente entrada: Parte II - Cómo redactar una carta de presentación »