¿Qué empleo buscas?
Sugerencias de búsqueda:    tu profesión     -     tu profesión + país     -     país     -     tu profesión + empresa     -     empresa
Al realizar la búsqueda se desplegarán una serie de pestañas para los países donde es posible que existan ofertas y un menú para organizar los resultados según relevancia o fecha de publicación.



CÓMO REDACTAR UNA CARTA DE PRESENTACIÓN (Parte II)

Por Luis Lozano Kaitien

* Enlaces a entradas anteriores:
- Parte I. No tengo trabajo. ¿Por dónde empiezo? »


Te recomiendo primero que escribas una carta de presentación. En ella debes emplear un tono sincero, respetuoso, confiado sin parecer pretencioso y evita el uso de frases hechas, sé desenfadado pero no coloquial. Es importantísimo transmitir profesionalidad, confianza y cercanía. No utilices tampoco listas enumeradas, viñetas, ni esquemas. Y por supuesto, debe estar escrita en primera persona.

Esta carta es un resumen de ti, como persona y como profesional. Va a ser la responsable de la primera impresión vayas a dar, así que préstale especial atención y rescríbela las veces que haga falta.

REDACCIÓN
Te propongo dividirla en tres partes: Qué has hecho / Quién eres / Qué ofreces.
Empieza por escribir dónde has nacido, qué formación tienes, especialidades, cursos y en qué centros las has recibido.

Luego, en el siguiente párrafo, resume en cuatro o cinco frases los puntos más importantes de tu trayectoria profesional: desde cuándo trabajas, qué cargos has ocupado, para qué empresas, en qué sectores y cuáles han sido tus responsabilidades o cometidos más relevantes.

Un nuevo párrafo en el que relatarás cuáles son tus aptitudes y especialidades adquiridas durante el desempeño de tu profesión, cuidado no hablamos de conocimientos, sino de experiencias tipo capacidad de negociación, atención al cliente, gestión de proyectos, supervisión, liderazgo de equipo, coordinación, control de presupuestos, etc.





Ahora en otro párrafo haz una breve descripción de ti mismo. Di dónde vives (ciudad) cuál es tu estado civil y si tienes hijos (estos tres datos sólo si lo consideras oportuno y relevante). A continuación cómo te consideras en tu entorno laboral, si eres una persona abierta, flexible, si te gusta trabajar en equipo, si soportas trabajar bajo presión, si eres creativa, si tienes iniciativa... Sé coherente a la hora de seleccionar los adjetivos y procura que tengan mucho que ver con el tipo de trabajo que ejerces. Es un anticipo de lo que podrán comprobar en las entrevistas y test psicotécnicos, así que mantén un tono sincero y demuestra en esos adjetivos que sabes perfectamente lo que se espera de un profesional como tú.

Y por último, explica en uno o dos párrafos tu disponibilidad para trabajar a tiempo completo o parcial (si procede), por cuenta propia o ajena (si procede) y disponibilidad para viajar o cambiar de residencia en caso de que fuera necesario. Describe qué puedes ofrecer como profesional, qué te diferencia, tus aspiraciones laborales, qué te motiva, en qué puesto o tipo de empresas te ves especialmente útil y crees que puede dar todo tu potencial y finalmente qué esperas recibir de tu futuro puesto de trabajo. Con esto estás mostrando tu compromiso para con tu profesión a la vez que sutilmente estás exponiendo tus condiciones, es muy importante que te des valor para ahuyentar a los ofertantes de empleo precario, pero sé comedido para no crear una impresión equivocada que limite tus opciones.

La extensión total de la carta como mucho no debe alcanzar los dos tercios de una hoja tamaño A4. En la siguiente entrada te explico por qué.

Ir a la siguiente entrada: Parte III - Cómo maquetar la carta de presentación »